Consumo de carne baja por primera vez en 20 años

Por: Redacción | Viernes 31 de julio del 2020

Como consecuencia de la pandemia y los esfuerzos por frenar el cambio climático el consumo de carne decayó por primera vez desde el año 2000.

El consumo de carne se redujo por primera vez en 20 años, según los datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, a consecuencia de la crisis sanitaria y la crisis económica.

Este año se espera que el consumo de carne se reduzca un 3% la que sería la caída más alta desde el año 2000. Estos descensos comenzaron desde el año pasado en donde igualmente se reflejó una baja en el consumo, lo cual es un cambio dramático porque nunca se habían presentado dos años seguidos de caídas en la producción de carne.

La pandemia del Cóvid-19 influyo enormemente en la situación informó la organización, la cual informó que, de 18 tipos de carne tres son totalmente importantes: la de cerdo, pollo y ternera. Durante los últimos 50 años estas mismas han representado aproximadamente el 85 y 88% de la producción total. Dicho lo anterior, el consumo de pollo permanece al frente del consumo a diferencia de los otros dos tipos de carnes.

El ritmo en el consumo de las carnes importantes ha variado mucho con los años, en los años 60’s el consumo de cerdo y ternera prevalecían, sin embargo, actualmente se favorece al pollo que desde esos años ha logrado aumentar su consumo hasta un 34%.

El cerdo permanece en 35%. Sin embargo, la ternera se reduce, de un 39% paso solo a 20%. Claramente se consume en menor medida ternera, pero el consumo de cerdo y pollo es mayor.

Para este 2020 se espera que solo se produzcan 72 millones de toneladas en 2020, es decir, un 0,8%. La baja de producción de la carne de cerdo, descenderá un 8% en relación con el 2019, de 109,8 a 101 de toneladas.

Analistas afirman que nos depara una caída más extensa en la producción y consumo de estos productos, a lo menos a largo plazo. Las medidas para mitigar los efectos del cambio climático afectarán en el impacto de la producción, de igual manera se podría tener interés por las proteínas alternativas, por ejemplo, la creación de carnes a través de plantas.