Home Office debe ser regulado en México

Por: Redacción | Lunes 7 de septiembre del 2020

Con la implementación obligada de esta modalidad, las empresas pudieron tener una mejor visión de la productividad laboral.

El trabajo desde casa se convirtió en la respuesta obligada de la mayoría de las empresas para continuar operando en medio de la suspensión de actividades no esenciales para frenar el avance de COVID-19, pero existen lagunas en la reforma al artículo 311 de la Ley Federal del Trabajo, que espera su discusión.

Se estima que el 40% de las empresas en México adoptaron el teletrabajo durante la contingencia sanitaria, pero con deficiencia y de forma incompleta en la mayoría de los casos al carecer de una ley. El Senado aprobó un dictamen mediante el cual se reforma el artículo 311 de la Ley Federal del Trabajo, pero sigue en la Cámara de Diputados en espera de ser discutido y, en su caso, aprobado para enviarlo al Ejecutivo.

Sin embargo, algunos de los grandes faltantes en esta reforma son: especificar horarios laborales, modificar la forma en que se supervisa el trabajo al pasar de un esquema de horas a uno de resultados y puntualizar los gastos del trabajo en casa como luz, impresiones, internet y otros servicios o en su defecto redefinir los accidentes de trabajo ocurridos bajo esta modalidad.