Iniciativa Privada pide paquete económico que priorice crecimiento de la economía en 2021

Por: Redacción | Lunes 7 de septiembre del 2020

Los grupos empresariales del país solicitaron incentivos en lugar de ajustes a impuestos para recuperarse y recuperar empleos.

México.- El Sector privado, pidió al gobierno de México encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, que se elabore un Paquete Económico para el próximo año que de prioridad al crecimiento económico del país.

Los grupos empresariales de México pidieron incentivos en lugar de ajustes a impuestos para poder recuperarse y poder recuperar los empleos perdidos luego de las afectaciones que dejo en el sector económico el virus del Covid-19.

“Esperamos un paquete austero, con limitaciones desde el punto de vista del gasto. Esperamos que no haya iniciativas como las que hemos escuchado, de que en una situación económica tan desventajosa como la que ha enfrentado el empresariado mexicano, quieran venir todavía los legisladores a buscar aumentos de impuestos. En ningún lugar del mundo se está buscando aumentar impuestos en una situación tan desventajosa como la vivida en los últimos meses”, expresó Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

El presidente del CCE aseguró que incrementarlos impuestos o aplicar nuevos dentro del presupuesto para 2021, provocarían una recesión todavía mayor en la economía.

“Lo que se requiere son incentivos para poder crecer y desarrollar y no estar pensando, como hemos visto en algunas iniciativas, en una salida que no tiene ningún sentido y responsabilidad por quien lo propone y al final, el impacto es que provocan recesiones y que la economía se retraiga aún más”, expuso Salazar Lomelín.

“Lo que sí hay que proponer es evitar la evasión fiscal, esas medidas las apoyamos siempre. Todos tenemos corresponsabilidad de financiar el erario público y apoyaremos cualquier medida a favor de evitar la elusión de los impuestos”, añadió.

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) señaló que la prioridad de proteger programas sociales por encima de la salud y educación evidencian una inadecuada asignación del gasto y su comportamiento será más preocupante conforme los ingresos públicos vayan a la baja, con un impacto en la deuda pública que seguirá creciendo, y no para hacer uso de recursos para enfrentar la deuda, sino por la depreciación cambiaria y la caída en la actividad económica.