La diabetes y obesidad afectan la productividad laboral.

Por: Redacción | Viernes 21 de agosto del 2020

Las enfermedades crónico degenerativas reducen la productividad laboral, se requieren programas de prevención y atención para los trabajadores.

Datos proporcionados por el IMSS. la diabetes se coloca como la primer causa de pensión por invalidez entre los trabajadores en México ademas la causa de muerte numero 1 en sus centros.

Las enfermedades como lo es la diabetes derivada al sobrepeso y obesidad afectan de manera grave a la productividad laboral de los mexicanos, debido a la falta de control en la enfermedad, esto es motivo para generar invalidez a largo plazo e incluso una muerte prematura y lamentablemente convirtiendo a los pacientes de dicha enfermedad en vulnerables a Covid-19.

Según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la diabetes es la primer causa de muerte en sus centro de salud, puesto que en todo el país se registran en promedio 104 fallecimientos diarios por esta enfermedad; además que es el segundo motivo de consultas en este lugar.

Respecto al impacto al sector productivo, el IMSS indicó que este padecimiento es la primera causa de pensión por invalidez, puesto que hay 2 mil 079 trabajadores pensionados por no tener control de su diabetes.

Ante ello, el experto en salud pública, Daniel Pahua Díaz, subrayó que a estos datos hay que agregarle que 7 de cada 10 mexicanos de más de 20 años padece sobrepeso u obesidad, lo cual está asociado con enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión y algunos tipos de cáncer.

Además, la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición reveló que el 10% de las personas mayores de 20 años tienen diabetes; en tanto el Inegi reportó que esta enfermedad también es la primera causa de muerte entre las personas de 45 a 65 años de edad.

Esto afecta a la fuerza laboral en México, puesto que las personas entre 25 y 35 años son las que están económicamente activas, por lo que un mal control de este padecimiento puede derivar en ausentismo laboral, pérdida de años productivos o muerte prematura.

Por tal motivo no se debe descartar a los aspirantes por su estado de salud para saber si son aptos o no para un trabajo, puesto que gran parte de la población productiva padece enfermedades relacionadas con su peso, sin embargo se tendrían que generar programas al respecto.


Antes de que se contraten (a las personas), identificar los factores de riesgo para que se trabaje sobre ellos, no es que no se le contrate, sino trabajar conjuntamente con esta persona según sus características”

Se necesitan generar estrategias de prevención no sólo para el control del peso, sino también para atender el estrés, la situación emocional de los empleados y el sedentarismo; además de promover la buena alimentación, la actividad física y los chequeos médicos periódicos.

La generación de programas preventivos para este tipo de enfermedades entre sus trabajadores, podrían tener un ahorro en los gastos médicos derivados de un mal manejo de padecimientos crónicos.

“(Esto) favorece a tener un buen control de la población trabajadora, todas las enfermedades se pueden prevenir las puedes controlar en disminuir la magnitud y frecuencia de los factores de riesgo.

Este tipo de programas no deberían representar ningún gasto el implementar los programas es una inversión para que sus trabajadores estén en las mejores condiciones física y emocionales para desempeñar mejor su trabajo.

Una excelente estrategia es que las compañías hacer ferias de salud entre su plantilla laboral, además de la revisiones médicas periódicas, para que se fomente la cultura de la alimentación y se realicen consultas médicas generales.