Resultados positivos para la vacuna contra COVID-19

Por: Redacción | Miércoles 15 de julio del 2020

La vacuna entra en su fase final de pruebas.

El COVID-19 ha sido un virus que se creó en Wuhan, China a finales de diciembre de 2019, virus que ha afectado a más de 13.3 millones de personas y 580,000 muertes alrededor del mundo.

Por el momento no existe un tratamiento oficial contra el virus. Pero el 6 de febrero, el gobierno chino empezó a registrar a un pequeño número de pacientes a una prueba clínica de remdesivir, un antiviral experimental creado por la empresa farmacéutica estadounidense Gilead que no ha sido aprobado pero que ha mostrado promesa durante estudios de laboratorio. Gilead dijo en un comunicado que "a pesar de que no existen datos antivirales que muestran actividad en contra del 2019-nCoV en este momento, los datos disponibles en el caso de otros coronavirus nos dan esperanza". Luego, el 11 de febrero la OMS dijo que una vacuna contra el virus estaría lista en 18 meses.

El martes 14 de julio, la revista médica, The New England Journal of Medicine, publicó resultados prometedores de una vacuna desarrollada por la empresa de biotecnología Moderna. Esta vacuna provisional contra el coronavirus ha logrado generar anticuerpos en todas las personas que han participado en las pruebas y los efectos secundarios son muy pocos.

"Estas son muy buenas noticias", dijo el epidemiólogo de la Casa Blanca, Anthony Fauci al Wall Street Journal. "Los anticuerpos neutralizantes son lo más importante para la protección contra una infección viral", dijo Fauci. "Y los datos del estudio, aunque los números sean pequeños, dejan muy claro que esta vacuna es capaz de inducir muy buenos niveles de anticuerpos neutralizantes". Los resultados del estudio de esta vacuna se basan en las pruebas realizadas sobre 45 participantes, con edades entre los 18 y los 55 años.

La vacuna creada por Moderna entrará a una nueva fase de prueba el 27 de julio, la cual contará con 30.000 participantes en casi 90 lugares distintos de Estados Unidos. Los lugares de estudio estarán ubicados en ciudades en donde los casos por COVID-19 han aumentado, como es el caso de Texas, Florida, California y Arizona.
De acuerdo con el Wall Street Journal, algunos desarrolladores de vacunas, entre ellos Moderna, indicaron que de si los estudios tienen éxito, una vacuna podría estar disponible para uso de emergencia a fines de 2020.