Algunas verdades incómodas al oído del empresario

Martes 03 de octubre del 2017

La incómoda verdad sobre la vida, no existe una garantía al querer lograr el éxito y ganar mucho dinero. Algunas personas parecen tener suerte. Otros inventan algo tremendamente fácil de comercializar. Algunos otros con paciencia y tiempo lo logran.

Una de las cosas que genera controversia en el tema del frustrante y caótico del éxito es el sentido común  sobre  "lugar diferente, tiempo diferente". En otras palabras, sólo porque alguien más lo ha logrado de cierta forma en el pasado y fué un éxito no significa que puedas seguir los mismos pasos exactos y lograr los mismos resultados.

Existen diferentes variables en juego ahora, que antes no existían.


Entonces… ¿Qué puedes hacer?

Algunos expertos que escuchas y lees en libros de negocios te sugieren que sigas una lista de pasos. Ellos sugieren que copies, o bien que repliques.

Y de cualquier manera eso es mejor que no hacer nada. Pero simplemente copiar algo que  alguien ha hecho  es difícil de seguir para alcanzar tus propias metas. Y tal vez sea el primer paso.
 
A pesar de que haces todo lo que vez, al menos ya estás haciendo algo. Ya estás en movimiento.

Pero una vez que estás en movimiento, es mejor que empieces a pensar por ti mismo. Aprende de todo el mundo. Aprende de los libros y los expertos. De idiotas y estúpidos. Aprende de tus errores y deficiencias.


Aprende y adáptate.


Sigue aprendiendo y sigue cambiando el camino a seguir hasta que estés en la dirección hacía tu meta.

Lo más importante, trabaja duro hasta donde sea humanamente posible. Sigue poniendo empeño aún después de llegar a tu meta y estar en un área de confort. De todo lo que sabemos sobre el éxito, de manera general es que viene en diferentes formas y tamaños, el implacable esfuerzo humano es parte de cada historia de éxito.

Desde héroes deportivos para ganar la Medalla de Honor  hasta los altruistas de la caridad y la buena voluntad, cada historia se centra en torno a una persona dispuesta a hacer lo que sea necesario para tener éxito. Día tras, día tras, día tras día.

Así, mientras que es incómodo no estar seguro de si y cómo y cuándo se puede tener éxito, hay algo de consuelo al saber parte de la solución. Y es saber que tienes control total sobre esa parte de la solución.

Nadie puede detenerte de aprender  y nadie puede detenerte de luchar sin cesar para derrumbar los obstáculos en tu camino.


La única persona que puede detenerte eres tu mismo

Si estas de acuerdo con eso, ya estas en la dirección correcta.

Sigue luchando…

Recomendado
Únete a la discusión