Fábulas Pymes: El conejo en la luna

Martes 13 de octubre del 2015

Ve más de nuestras fábulas

Un día, el dios bueno se fue de viaje por el mundo tomando la figura de un hombre. Luego de haber caminado todo el día, estaba con mucha fatiga y hambre. Sin embargo, el dios siguió caminando por bastante tiempo, hasta que se veían las estrellas y la luna brillar en el cielo.

Entonces, se sentó y mientras descansaba vio a un pequeño conejo que cenando. El dios le preguntó:

- ¿Que estás comiendo?
- Como zacate, ¿quieres un poco?- respondio el conejo.
- Muchas gracias, pero no me gusta el zacate.- Le contesto el dios.
- ¿Entonces que harás?- respondio el conejo.
- Tal vez morir de hambre.- Le contesto el dios.
- Sabes, no soy mas que un pequeño conejo, pero si tienes mucha hambre, dejaré que me comas.- respondio el conejo.
- Solo eres un pequeño conejo, pero serás recordado por todos.- Le contesto el dios.

Entonces el dios tomó el conejo y lo levantó muy alto hacía la luna. La figura del conejo quedo estampada. Después bajo al conejo de nuevo a la tierra y le dijo: "Ahí está, tu retrato de luz para que seas recordado por todos los tiempos".

Recomendado
Únete a la discusión