Grandes Empresas: Porsche

Martes 09 de junio del 2015

De aprendiz de fontanero a ingeniero



La historia de la empresa Porsche comienza en Bohemia, donde nació Ferdinand Porsche el 3 de septiembre de 1875 en Maffersdorf, como tercer hijo de Anton Porsche y de su esposa, Anna. Cuando se inventó el automóvil, Ferdinand Porsche tenía once años de edad. Estaba particularmente interesado en la electricidad y a los trece años instaló timbres eléctricos en el domicilio de sus padres y añadió la iluminación eléctrica a los dieciséis años.



El Porsche Lohner con motor eléctrico al buje de la rueda fue una sensación en la Exposición Universal de París de 1900.
El inventor del motor eléctrico al buje de la rueda


Tras su periodo de aprendizaje de fontanero en el negocio de su padre, sus habilidades y su interés por la tecnología le llevaron a comenzar su carrera profesional en la Sociedad de Electricidad Bela Egger & Co., en Viena. Poco después del cambio de siglo comenzó a trabajar para Jacob Lohner, proveedor de la corte austriaca. Con su diseño del motor eléctrico al buje de la rueda sorprendió al mundo automovilístico en el Salón de París de 1900, donde presentó un vehículo con propulsión en las cuatro ruedas: el primer coche del mundo con tracción a las cuatro ruedas. Este principio de fabricación fue utilizado por la NASA setenta años más tarde en el diseño del vehículo de exploración lunar todoterreno. Ferdinand Porsche fue también el promotor del primer vehículo híbrido de la historia, un vehículo propulsado por gasolina y electricidad.

Sus hijos Louise y Ferry

En 1906, Ferdinand Porsche -que por aquel entonces ya era un hombre casado y padre de una niña, Louise (* 1904) - pasó a formar parte de Austro Daimler, en Wiener Neustadt, donde nacería su hijo Ferry (* 1909) tres años más tarde.



En 1909, su hija Louise ya giraba el volante de un coche construido por su padre.



1920: Su hijo Ferry con su «pequeño» Austro-Daimler con un motor de gasolina de 3,5 CV.
El constructor genial

Durante sus diecisiete años de trabajo continuado para esta gran empresa industrial austriaca, que más tarde lideraría en calidad de director general, desarrolló las primeras limusinas de alto rendimiento con forma aerodinámica, que le llevaron a ganar -siendo él mismo el piloto- el famoso Prince Heinrich Tour. Mientras estuvo allí, fabricó también camiones y vehículos terrestres para el ejército del emperador, diseñados para viajar tanto por carretera como por rieles ferroviarios; diseñó también motores de aeronaves (por los cuales le fue concedido un doctorado honorífico por la Universidad Técnica de Viena) y, tras la Primera Guerra Mundial, construyó el primer vehículo deportivo biplaza, el «Sascha», que obtuvo el primer puesto en la carrera Targa Florio.



Ferdinand Porsche ganó con su Austro-Daimler la carrera puntuable más famosa de su época, el “Tour del Príncipe Heinrich” de 1910.



El vehículo deportivo biplaza “Sascha”, que también ganó en la famosa carrera Targa Florio.

En 1923, Ferdinand Porsche se trasladó a Stuttgart para convertirse en director técnico de Daimler, donde se hizo cargo del diseño de los famosos modelos S, SS y SSK, al tiempo que contribuyó también a desarrollar motores para camiones, aeronaves, etc. Cuando finalizó su contrato volvió a Austria, donde comenzó a trabajar como director general de Steyr. En 1931 Porsche comenzó a trabajar de manera independiente y fundó su propia empresa de diseño en Stuttgart.

De ingeniero de diseño a emprendedor

La empresa de diseño Porsche asumió trabajos de diseño para todo tipo de aparatos técnicos, desde turbinas eólicas y de otro tipo de turbinas hasta motores, así como la planificación de vehículos nuevos para Wanderer y Zündapp. En 1933, Ferdinand Porsche diseñó el famoso deportivo de 16 cilindros Auto Union para la compañía de reciente creación Auto Union (fruto de la fusión de Audi, Horch, Wanderer y DKW). Este automóvil fue el precursor de los principios de diseño en los que se basan los actuales Fórmula 1: un coche de carreras que cosechó los mayores éxitos de su época en el deporte automovilístico.



Diseño Porsche: El Auto Union, el coche de carrera de 16 cilindros y motor central concebido y fabricado por un equipo de técnicos austríacos.

Nace el Volkswagen

Con todo, su diseño más famoso fue el que realizó para Volkswagen. El 22 de junio de 1934, Ferdinand Porsche obtuvo el contrato de la Asociación alemana de fabricantes de automóviles (la RDA, según sus siglas en alemán), para diseñar el Volkswagen, un vehículo que determinaría los futuros diseños de Porsche durante los años siguientes. El equipo técnico de Porsche fabricó los primeros prototipos en el garaje de la villa que Porsche tenía en Stuttgart. Su hijo Ferry estaba al mando de los recorridos de prueba, que comenzaron a efectuarse a gran escala por primera vez en 1936 bajo la supervisión de la RDA.



Creado en los tableros de dibujo de la empresa de diseño Porsche: el coche que más se ha fabricado en el mundo, el Beetle (“escarabajo”) de Volkswagen.

Volkswagen fabrica vehículos militares

En 1937, el Gobierno alemán nombró a Ferdinand Porsche director gerente de Tecnología y Planificación de la empresa que se fundó para fabricar el Volkswagen («coche del pueblo»). Y el 26 de mayo de 1938, con la colocación de la primera piedra de la planta de Volkswagen, el propio Volkswagen se convirtió en el «coche KdF (Kraft-durch-Freude o «fuerza a través de la alegría»)». Al arrancar la Segunda Guerra Mundial, la producción cambió en función de las necesidades en tiempos de guerra: en lugar de fabricar un coche del pueblo asequible para cualquier persona, en la línea de montaje se crearon vehículos militares como el vehículo anfibio «Schwimmwagen» y el denominado «Kübelwagen» (o coche «cubo»). Las pizarras de diseño de Porsche Konstruktionen GesmbH, en Stuttgart, se llenaron de diseños de tanques en lugar de vehículos de carreras.



El VW tipo 82 es un vehículo militar construido sobre la base del “coche KdF”, que fue fabricado entre 1940 y 1945 en la fábrica de Volkswagen.

La segunda generación se pone manos a la obra

Durante la Segunda Guerra Mundial, la empresa de diseño Porsche se trasladó a Gmünd, en Carintia, donde Ferry Porsche trabajó con su equipo una vez finalizada la guerra (también lo haría en los talleres de Zell am See) en tractores y cabrestantes, pero también en la reparación de los vehículos militares desguazados.

 


Con la creación de la empresa, Ferry Porsche y su hermana Louise Piëch impidieron la confiscación de la obra de toda una vida de su padre.

La creación de la empresa Porsche Konstruktionen GesmbH

Con el propósito de evitar que las fuerzas de ocupación confiscaran el trabajo de toda la vida de su padre mientras este se encontraba recluido en Francia, Ferry Porsche y su hermana Louise (que se había casado en 1928 con el abogado Dr. Anton Piëch) establecieron rápidamente la empresa Porsche Konstruktionen GesmbH en la localidad austriaca de Gmünd el 1 de abril de 1947. Durante este periodo, la empresa -cuya sede se encontraba ahora en Austria- formalizó un contrato con el industrial italiano Dusio para fabricar un coche de carreras de Fórmula 1 con tracción a las cuatro ruedas. Por motivos económicos, el «Cisitalia» nunca llegó a participar en una carrera, pero las ganancias derivadas de este contrato bastaron a los hermanos para pagar la fianza de su padre y garantizar su regreso a casa.



Camuflada como aserradero en el valle del Malta en Carintia: la empresa de diseño Porsche en los años 1944/45.



1 de abril de 1947, Gmünd: El día de la creación de la empresa “Porsche Konstruktionen GesmbH”.




Bóxer de 12 cilindros, motor central, tracción a las cuatro ruedas: El “Cisitalia” es uno de los primeros encargos

Nacimiento de una marca

Posteriormente Ferry Porsche se dedicó a cumplir su propio sueño. El primer coche deportivo que llevó el nombre de Porsche se fabricó -inspirado en el diseño del Escarabajo- en Austria, en el Valle del Malta, en Carintia. En 1948, Ferry presentó un coche con el número de diseño 356, que se convertiría más adelante en el fundamento de la legendaria reputación de Porsche. El vehículo n.º 1 llevaba todavía un motor central, mientras que los siguientes coupés fabricados a mano en Gmünd incorporaban un motor trasero. Más de una docena de descapotables 356 se fabricaron en los talleres situados en la sede de Alpenstraße de Salzburgo.

 

El sueño de Ferry Porsche de tener su coche deportivo propio se hace realidad en 1948 con el Porsche 356.

El acuerdo con Volkswagen que marcó el rumbo

Con todo, la decisión más trascendental de la historia de la empresa se tomó 1000 km al norte, cuando los aliados decidieron comenzar a fabricar vehículos Volkswagen en la recientemente reconstruida fábrica Volkswagen. Se produjo una gran demanda de ingenieros de Porsche para respaldar el arranque de la empresa. Al mismo tiempo, Ferry Porsche estaba entablando negociaciones contractuales con el recién nombrado director general de VW, Nordhoff. Las partes más relevantes del contrato eran las tasas de licencia por cada Escarabajo que se fabricara, la autorización para fabricar un deportivo basado en el Beetle (el Porsche 356) y las ventas a través de lo que más tarde se convertiría en la red internacional VW, los acuerdos relativos a los servicios técnicos de la empresa de diseño Porsche y, por último, la autorización para actuar como importador general de VW en Austria. Este contrato de gran alcance se celebró en Bad Reichenhall entre Ferdinand Porsche, Ferry Porsche, Louise Piëch y Anton Piëch por una parte y el director general de VW, Nordhoff, por la otra. De esta manera, el Escarabajo, el diseño del patriarca, se convirtió en el fundamento del gran éxito que Porsche cosecharía más tarde en Salzburgo y Stuttgart.

El 7 de septiembre de 1948, la administración de distrito de Spittal an der Drau emitió una licencia comercial a nombre de Ferdinand Porsche, ingeniero, para la «comercialización de vehículos comerciales y piezas, restringida a los productos fabricados en la fábrica de motores de Wolfsburg (que más tarde sería la fábrica Volkswagen)».


El Director General de VW, Heinrich Nordhoff, formaliza un contrato de gran alcance con las familias Porsche y Piëch.

El negocio de automóviles se pone realmente en funcionamiento

En 1949, los hermanos volvieron a trasladar la sede de la Porsche Konstruktionen GesmbH de Gmünd a la sede de Alpenstraße, en Salzburgo. Mientras Louise y su marido Anton Piëch avanzaban a grandes pasos en el desarrollo de las importaciones austriacas de VW austriaca en Salzburgo, Ferry Porsche regresó a Stuttgart, donde sentó la piedra angular de la producción de vehículos deportivos en 1950 (la actual Porsche AG). Por tanto, las dos empresas Porsche, en Stuttgart y en Salzburgo (cuya propiedad ostentaban de forma conjunta los hermanos Louise y Ferry), tenían raíces comunes antes de convertirse en empresas independientes.

 

VW y Porsche fueron siempre una unidad. Por lo menos en Salzburgo, cuando empieza el comercio con automóviles en 1949.

Los inicios como importador de Volkswagen en Salzburgo

En mayo de 1949, se puso finalmente en marcha el negocio de importación de Salzburgo con los primeros catorce VW Beetles (Escarabajos). En 1950 el Dr. Anton Piëch se convirtió formalmente en el director gerente de Porsche Konstruktionen GesmbH y, en ese mismo año, optimizó el suministro a clientes gracias a la construcción de un almacén central de recambios. Este resultó ser un paso primordial dentro de la estrategia de la empresa, orientada a transformarse en un gran proveedor de servicios, dejando de ser un mero negocio de importación.



En 1949, se traslada la sede de la empresa a Salzburgo en la Alpenstraße.



El Dr. Anton Piëch es nombrado formalmente Gerente de la empresa Porsche Konstruktionen GesmbH.

Con visión de futuro, Louise Piëch creó una empresa comercial de éxito

En medio de este periodo temprano de desarrollo, el destino golpeó en dos ocasiones a la familia: en primer lugar Ferdinand Porsche, el profesor de avanzada edad, falleció el 30 de enero de 1951 y, solo un año más tarde, sucedió también el inesperado fallecimiento del Dr. Anton Piëch. Louise Piëch tomo las riendas del negocio en 1952 como responsable de la empresa con sede en Salzburgo, aún de breve trayectoria, y que contaba en aquel momento con 71 empleados distribuidos en tres emplazamientos: la central de la Alpenstraße, la sucursal de Gmünd y la base de Zell am See. Con su estilo inimitable y su fuerza de liderazgo, esta madre de cuatro hijos afianzó Porsche Salzburg para funcionar a largo plazo y dirigió la empresa en crecimiento con gran prudencia y agudeza comercial.



Después del fallecimiento de su esposo, Louise Piëch continuó dirigiendo la empresa en crecimiento con gran prudencia y agudeza comercial.

Con la liberalización de las importaciones de vehículos en otoño de 1953, que provocó un rápido crecimiento de las ventas de Beetles (de 798 unidades en 1952 a 2.675 en 1953), comenzó el gran auge de la empresa. Louise Piëch consiguió establecer una red de distribución de VW y concesionarios de vehículos deportivos Porsche en toda Austria y, en tan solo un año, situó a la marca Volkswagen por primera vez a la cabeza del mercado (con 5.218 vehículos vendidos y una cuota de mercado del 25,1%); una posición que la empresa no ha abandonado desde 1957.



Rodeada de periodistas: Louise Piëch se impuso en el sector y dirigió la empresa Porsche durante 20 años.



Beetles descapotables para la gendarmería: Los inicios del importador de VW en Salzburgo se caracterizaron por formalizar contratos con las autoridades.

El gran boom

Con el incremento del número de unidades importadas en ascenso, Porsche creció también en su conjunto. Por ejemplo, la división de comercio minorista (retail) - que más tarde se convertiría en la Porsche Inter Auto (PIA)- tomó forma a principios de la década de los 50 y fue definiéndose cada vez más durante los años 60. La Alpenstraße de Salzburgo ha ejercido como punto de partida y, a lo largo de los años, han surgido operaciones de sucursales en Wiener Neustadt (gestionadas por Ernst Piëch, ingeniero, el hijo mayor de Louise Piëch), Zell am See, Kapfenberg y en muchos otros emplazamientos. En la actualidad PIA cuenta con 56 concesionarios en Austria.

Signos del ascenso

En 1956 se abrió el taller de la estación de tren junto con el nuevo edificio de servicio al cliente, que recibió el sobrenombre de «Porschehof I» y conocido posteriormente como «el edificio azul». En 1962 se erigió el Porschehof II en la Fanny-von-Lehnert Straße que, con su emblema VW azul, indicaba a todo el mundo el lugar exacto donde podía encontrarse la VW de Salzburgo.



El primer signo del ascenso: El “Porschehof” en Salzburgo, cerca de la estación central de ferrocarril.



En 1957, se inaugura la sala de exposición en la estación de ferrocarril ante la presencia del señor Nordhoff, Director General de VW. Louise Piëch y Ferry Porsche pueden sentirse orgullosos de lo que han logrado juntos. Ambas empresas Porsche, en Salzburgo y en Stuttgart, florecen.

Éxitos en el deporte automovilístico internacional

Porsche Salzburg se ha forjado también un nombre propio gracias a sus actividades en el deporte del motor. El deportivo Fórmula V hizo furor a finales de la década de los 60 y el Porsche 917 constituyó un triunfo para Porsche Salzburg en Le Mans, ya que obtuvo la primera victoria general para la marca Porsche. Años más tarde, los Beetles de rally atrajeron una atención considerable al alzarse con el triunfo en el Rally Elba.



Con nuevas ideas rumbo al éxito

La fuerte expansión de la gama de productos automovilísticos durante los años siguientes constituyó el fundamento del éxito del que goza Porsche Holding Salzburg en la actualidad. La introducción del servicio de alquiler de vehículos en 1962 y el negocio de arrendamiento financiero (leasing) en 1966 supuso la introducción temprana de Porsche en el sector servicios y, con ayuda de una publicidad muy creativa, logró que el Beetle -que ya estaba entrado en años por aquella época- alcanzara nuevos récords de ventas.


El primer contrato de arrendamiento financiero (leasing) del año 1966.

La empresa bajo un solo techo

En 1971, Louise Piëch y su hermano,el Profesor Ferry Porsche, hicieron pública la retirada de todos los miembros de la familia de los cargos operativos -tanto en Salzburgo como en Stuttgart- y su paso al consejo de supervisión de ambas empresas. A la transmisión de responsabilidades a un equipo de gestión independiente le siguió una reestructuración parcial de la empresa y la posterior actividad de la distribución de la marca Audi.

La aceptación de la importación de Audi fue un pilar importante para la organización VW en la fase de desaparición gradual del Beetle.

La creación del Porsche Holding Salzburg

A raíz del significativo crecimiento de la empresa, en 1974 se fundó Porsche Holding como organización supervisora para el Grupo Porsche en Austria. Adicionalmente, Porsche Austria se erigió en importador de VW, lo que mejoró notablemente la competitividad de la organización comercial de VW en Austria, debido a la posterior evolución de la red de distribución en este país. Al mismo tiempo hizo posible mejorar considerablemente la posición de la marca Volkswagen, a pesar del enorme crecimiento de la competencia procedente de empresas del Lejano Oriente. A partir de 1977 se reestructuraron varios negocios de Porsche relacionados con la automoción para formar Porsche Inter Auto.

El crecimiento del mercado exigía nuevas salas de exposición y zonas de taller.

Nuevas dimensiones

Porsche aprovechó las fluctuaciones extremas del mercado ocurridas en la década de los 70 (derivadas del rápido crecimiento de los ingresos como consecuencia de un aumento de los impuestos indirectos, seguido un año más tarde por una fuerte caída de las ventas) como un banco de pruebas en el que perfeccionar la rapidez y flexibilidad de la organización de ventas en su conjunto. Adicionalmente, su primera incursión en otros sectores (Portex) puso de manifiesto su voluntad de innovación. Porsche desarrolló (a pequeña escala) un negocio secundario basado en el suministro y la entrega (de recambios para el 356 y, posteriormente, para el 911). Porsche comenzó invirtiendo en diversas empresas de la industria austriaca (Fichtel & Sachs, Alu Druck-Guss) y, más tarde, adquirió el grupo alemán de empresas Zipperle (1988). Con la compra de Taylorix AG, la empresa se hizo con una tercera piedra angular mediante su expansión en el sector del procesamiento electrónico de datos. Poco después se produjo una reestructuración de ambos sectores en todo el mundo, que hizo que Porsche Holding se retirara paulatinamente de ambos.

El sector de servicios se consolida

Durante la década de los 80 se desarrollaron fundamentalmente las empresas Porsche Versicherungs AG y Porsche Bank AG, especializadas primordialmente en el sector de los servicios financieros y seguros. Actualmente Porsche Bank ha logrado conservar su posición de líder en el mercado del arrendamiento financiero (leasing) nacional de vehículos. La apertura del nuevo centro de ventas de piezas de recambios ha supuesto de una nueva dimensión en cuanto a distribución logística, que años más tarde constituiría una importante ventaja competitiva, al abrirse los mercados en Europa Oriental.


La creación del Porsche Holding Salzburg

A raíz del significativo crecimiento de la empresa, en 1974 se fundó Porsche Holding como organización supervisora para el Grupo Porsche en Austria. Adicionalmente, Porsche Austria se erigió en importador de VW, lo que mejoró notablemente la competitividad de la organización comercial de VW en Austria, debido a la posterior evolución de la red de distribución en este país. Al mismo tiempo hizo posible mejorar considerablemente la posición de la marca Volkswagen, a pesar del enorme crecimiento de la competencia procedente de empresas del Lejano Oriente. A partir de 1977 se reestructuraron varios negocios de Porsche relacionados con la automoción para formar Porsche Inter Auto.


El crecimiento del mercado exigía nuevas salas de exposición y zonas de taller.

Nuevas dimensiones

Porsche aprovechó las fluctuaciones extremas del mercado ocurridas en la década de los 70 (derivadas del rápido crecimiento de los ingresos como consecuencia de un aumento de los impuestos indirectos, seguido un año más tarde por una fuerte caída de las ventas) como un banco de pruebas en el que perfeccionar la rapidez y flexibilidad de la organización de ventas en su conjunto. Adicionalmente, su primera incursión en otros sectores (Portex) puso de manifiesto su voluntad de innovación. Porsche desarrolló (a pequeña escala) un negocio secundario basado en el suministro y la entrega (de recambios para el 356 y, posteriormente, para el 911). Porsche comenzó invirtiendo en diversas empresas de la industria austriaca (Fichtel & Sachs, Alu Druck-Guss) y, más tarde, adquirió el grupo alemán de empresas Zipperle (1988). Con la compra de Taylorix AG, la empresa se hizo con una tercera piedra angular mediante su expansión en el sector del procesamiento electrónico de datos. Poco después se produjo una reestructuración de ambos sectores en todo el mundo, que hizo que Porsche Holding se retirara paulatinamente de ambos.

El sector de servicios se consolida

Durante la década de los 80 se desarrollaron fundamentalmente las empresas Porsche Versicherungs AG y Porsche Bank AG, especializadas primordialmente en el sector de los servicios financieros y seguros. Actualmente Porsche Bank ha logrado conservar su posición de líder en el mercado del arrendamiento financiero (leasing) nacional de vehículos. La apertura del nuevo centro de ventas de piezas de recambios ha supuesto de una nueva dimensión en cuanto a distribución logística, que años más tarde constituiría una importante ventaja competitiva, al abrirse los mercados en Europa Oriental.


La Allgemeine Leasingzentrale (ALZ), precursora del Porsche Bank y la Porsche Versicherungs AG, fundada en 1987.
 


El desarrollo del centro de distribución logística en Salzburgo desempeñó un papel central durante la expansión hacia el sudeste de Europa.

Crecimiento con una marca española

En 1985, Porsche se hizo cargo también de las ventas de la marca SEAT, estableció una red de distribución completamente nueva y amplió sucesivamente la cuota de mercado durante el lanzamiento de la nueva generación de modelos SEAT.

El importador de SEAT en el recinto del antiguo almacén de repuestos en la calle Lagerhausstraße en Salzburgo.



ARAC, la empresa austríaca de alquiler de coches

En 1989 los servicios de movilidad sufrieron también cambios muy significativos. El servicio de alquiler de coches que la compañía poseía y gestionaba desde los años 60 se fusionó con ARAC GmbH y es ahora una de las empresas de alquiler de coches que ha sobrevivido durante más tiempo en Austria. Desde 2003 ARAC ha sido titular para Austria de la licencia de EUROPCAR, la empresa de alquiler de coches más grande de Europa.



ŠKODA y Weltauto completan el programa de oferta

A comienzos de la década de los 90, la empresa de Austria se concentró en aumentar de forma notable su cuota del mercado de los vehículos usados, a través del programa Weltauto. Adicionalmente, Intercar Austria GmbH comenzó ejerciendo como importador general de Skoda para Austria. Gracias a su riqueza de ideas y a su experiencia, pudo crear un concepto de ventas y de marketing a la medida de la marca checa, lo que permitió a Skoda convertirse rápidamente en un verdadero referente en Austria y, más adelante, cuando el programa de producto continuó evolucionando en calidad, en un gran éxito de ventas.



Weltauto se acaba de desarrollar en la plataforma de coches usados más exitosa del país.


En esta maleta se encuentra todo lo que se necesita para hacer un concesionario SKoda. La entrega y la habilidad económica se presuponen.

En 1996 se reconfiguró la división de negocio dedicada al procesamiento electrónico de datos -que había ido desarrollándose lentamente desde finales de los años 60- hasta convertirse en un proveedor de servicios y aplicaciones altamente especializado, Porsche Informatik; desde entonces se ha ganado un nombre propio como fabricante de soluciones de software en el sector de la automoción.

La internacionalización como la oportunidad de su vida

Los cambios políticos surgidos en Europa del Este proporcionaron a Porsche la «oportunidad de su vida»: en 1990, Volkswagen AG encomendó a Porsche Holding el establecimiento de una red de distribución para las marcas del Grupo Volkswagen en Hungría. La nueva Porsche Hungría, surgida a raíz de ahí, contribuyó a incrementar el prestigio de Porsche en la región gracias a su rápido éxito en el mercado local. Además, Porsche puso en marcha más operaciones en el mercado minorista (retail) y recibió la autorización para ejercer como concesionario de VW y Audi en Bratislava y Praga.

En 1993 recibió la autorización como importador para Eslovaquia, después de que la división de la antigua Checoslovaquia en Eslovaquia y República Checa interrumpiera las líneas de suministro establecidas hasta entonces.

Por otro lado, a raíz de la división de la antigua Yugoslavia y la posterior guerra, se hizo imposible suministrar a Eslovenia modelos de VW y Audi desde empresas situadas en Sarajevo. Finalmente, en 1995, Volkswagen AG concedió a Porsche el contrato para actuar como importador en Eslovenia, tras estudiar a todos los solicitantes.

Porsche Holding Salzburg continuó llevando a cabo su trabajo pionero estableciendo redes de distribución para las marcas del Grupo Volkswagen en los países del antiguo bloque oriental. La inversión efectuada por Porsche en el desarrollo a largo plazo de estos nuevos mercados se extendió a Rumanía en 1997 y a Croacia en 1999 (empresa conjunta). A principios del nuevo milenio, Porsche Holding abrió también concesionarios de automóviles en Serbia y Montenegro, Bulgaria (2004), Albania y Macedonia (2005) y en Ucrania (2008).

Venta de marcas exclusivas

Porsche Holding se integró en un sector de mercado muy exclusivo al asumir las ventas de las marcas Bentley (2000) y Lamborghini (2001) a través de la empresa Exclusive Cars Vertriebs GmbH, en Viena. Desde abril de 2006, la filial es también un socio comercial autorizado para la marca Bugatti en Austria y en los países del sudeste de Europa.

Nuevas oportunidades de desarrollo próximas a Austria

El rápido éxito alcanzado por Porsche Holding en el centro y sudeste de Europa para las marcas del Grupo Volkswagen se ha visto reforzado por el establecimiento simultáneo de concesionarios de sus propios vehículos a través de Porsche Inter Auto en la República Checa, Eslovaquia, Hungría, Eslovenia y Croacia. Estas inversiones otorgan a las marcas del Grupo Volkswagen una presencia inmediata. Los concesionarios Porsche, equipados con los últimos estándares de la marca, sirven de modelo también a otras redes de concesionarios.

Al mismo tiempo, la expansión de los servicios financieros ofrecidos por el Porsche Bank (en Hungría, Eslovaquia, Eslovenia, Croacia, Rumanía, Bulgaria, Serbia, Montenegro, Ucrania y Colombia) contribuye decisivamente al éxito de mercado en estos países. Porsche Bank financia una elevada proporción de vehículos de vehículos y también proporciona servicios financieros a la propia organización de ventas.

Porsche Inter Auto, que trabaja exclusivamente para las marcas del Grupo Volkswagen, no solo tiene presencia en Austria y en los nuevos mercados, sino también en Alemania, Italia y Polonia.

Crecimiento en el Oeste

Al empezar a internacionalizarse, desde los primeros años de la década de 1970, el grupo Porsche Holding apostó como importador por Porsche en Francia, y por diversas marcas de todo el mundo. Mantener dicha posición fue volviéndose cada vez más difícil porque, en uno de los mercados automovilísticos más grandes de Europa, prácticamente todos los fabricantes empezaron a establecer sus propias filiales de ventas.
Por ello, el grupo Porsche Holding buscó nuevas oportunidades de desarrollo en el sector de distribución comercial en Francia, y en 1999, adquirió una participación del grupo PGA, uno de los grupos de distribución comercial de más éxito en Francia. Así, Porsche Holding consiguió redefinir por completo su posición en Francia. PGA extendió sus actividades a Holanda y a Polonia, y cuenta actualmente con unos 240 concesionarios para marcas de diferentes fabricantes.

Una primera experiencia en el mercado sudamericano

En 2012, se ha dado el primer paso en Sudamérica. PHS se estrena como importador con coches Volkswagen, camiones Volkswagen, así como con MAN en Colombia y, en 2013, con coches Volkswagen, Audi y Skoda además de camiones Volkswagen y MAN en Chile, adquiriendo sus primeras experiencias en el negocio de los camiones.

Un crecimiento veloz en el sector de distribución comercial

El Grupo Volkswagen encomendó a PHS la responsabilidad de la gestión de sus 200 distribuidores minoristas en Alemania, España y Polonia.

Porsche Holding Salzburg está ampliando también su red de distribución en China y prevé supervisar veinte distribuidores a finales de 2013.

Servicios financieros

Porsche Bank ha incrementado también su gama de servicios financieros, al tiempo que ha aumentado considerablemente su presencia en grandes áreas de Europa y Sudamérica.

Negocio informático

Porsche Informatik se ha beneficiado también del rápido crecimiento de la empresa. CROSS, el sistema de gestión de concesionarios desarrollado por Porsche Informatik, está destinado a convertirse en un estándar global dentro global dentro del Grupo Volkswagen.

Fuente:https://www.porsche-holding.com/es/historia
E
mpleo:https://www.porsche-holding.com/es/empleo
E
mpresa:https://www.porsche-holding.com/es/empresa/perfil_de_la_empresa/perfil
N
oticias:https://www.porsche-holding.com/es/noticias
C
ontacto:https://www.porsche-holding.com/es/contacto/contacto
P
agina Principal:https://www.porsche-holding.com/es

Recomendado
Únete a la discusión