La gratitud no es todo eso

Domingo 17 de septiembre del 2017

 

Gratitud no es decir ¨Gracias¨, cuando alguien te cubre la espalda.

Gratitud no es donar tu tiempo y dinero para una buena causa.

Gratitud no es ver a alguien a los ojos y mostrarle cuanto te importa.

Gratitud no es ir mas allá porque alguien lo hizo por ti primero.

Gratitud no es darle una mano a aquellos que la necesitan.

Gratitud no es ver lo mejor en los otros cuando hay mucho de lo que quejarse.

Gratitud no es dar de corazón, cuando tu corazón ya está roto por tu propio problema.

La gratitud no es ninguna de esas cosas. Son todas esas cosas.

No es sobre lo que haces. Es sobre quién eres como persona.

La gratitud te consume. No es un acto o una fiesta o un día festivo del año. Es un sentido de auto-conciencia de lo mucho que se ha hecho para que  puedas ayudar a llegar a dónde estás ahora.

Es un sentido de conciencia que te obliga a pagar hacia adelante la inversión que se ha hecho en ti.

¨Gratitud no es lo que dices. Es la razón por la que dices algo sin importar que.

Así, mientras que es apropiado para tomarse un día de vez en cuando para celebrar y decir "Gracias" a los que nos rodean, lleva recordar que los beneficios de la gratitud no vienen cuando vas a través de los movimientos, pero cuando dejas que las emociones de sinceridad y lavado resolución que obliga sobre ti y te lleven a ser una mejor persona.

Y entonces, en realidad no importa lo que hagas o cuando celebras o las palabras que salen de tu boca, todo lo que haces se enriquece con la energía de autorización de su sincera gratitud y emocional.

Y eso cambia la vida.

Recomendado
Únete a la discusión