Porque deberías parar de buscar soluciones y empezar a resolver.

Miércoles 20 de diciembre del 2017

Hay una diferencia en hacer promesas y mantener las promesas. Hay una diferencia entre pensar en hacer algo y hacerlo.

 

 

Hacer cambios en tu vida no es esperar que las cosas cambien para bien. Se trata de que vayas a hacer todo lo posible en orden de conseguir lo que quieres.

Esa es la diferencia entre hacer soluciones y resolver.

Una solución es un momento en el tiempo. Resolver es un fuego que arde en tu ser y se queda ahí para siempre.

Una solución es algo que les dices a tus amigos. Resolver es como tener un respaldo cuando fallas.

“Una solución es algo que escribes en un papel y pegas en el refrigerador. Resolver es lo que te impulsa a seguir adelante en los peores momentos en los que nadie cree que tu sueño valga la pena.”

La introspección es importante. Con el objetivo de grandes metas es importante para el crecimiento. Creer en ti mismo es importante.

Pero resolver puede ser la cosa más importante que vayas a hacer.

Resuelve para ser una mejor persona. Resuelve para amar más. Resuelve para intentar más. Resuelve para empujarte más allá.

Resuelve para siempre tener en mente donde quieres estar. No importa que tan lejos estés, resuelve ahora.

Recomendado
Únete a la discusión