Sector manufacturero aumenta su personal en línea.

Por: Redacción | Viernes 18 de septiembre del 2020

Dentro el sector manufacturero se percibió un incremento del personal contratado a distancia.

Debido a las restricciones ocasionadas por la pandemia la industria manufacturera muestra una gran recuperación durante julio al lograr extender sus plantas de trabajadores.

El personal ocupado total en el sector registró un incremento de 0.9% de junio a julio; de acuerdo con cifras de la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera (EMIM) del Inegi.

Ademas las remuneraciones medias reales del personal ocupado en la manufactura también mejoraron crecieron un 2.4% durante este periodo.

Durante julio el rubro que mejoró de manera más pronunciada fue el de horas totales trabajadas por el personal, sólo en este mes las jornadas aumentaron 7.4 por ciento.

Conforme la reactivación económica se va logrando se refleja en la incorporación de trabajadores en puestos en línea además de la mejora en condiciones laborales.

El personal se reincorpora dentro del sector pues la apertura de las plantas productivas; el tipo de trabajadores que incrementó fueron los obreros cuya mano de obra creció 1.4% de junio a julio.

Por su parte, en la clasificación de la duración de las jornadas, también los trabajadores de este sector han alargado de manera más profunda sus jornadas.

En este mes la jornada promedio de los obreros aumentó 7.8% mientras que la de los empleados no operativos se incrementó 8.0 por ciento.

Entre mayor capacidad productiva por la reanudación de actividades, se verá reflejado directamente en mejores condiciones laborales.

Durante este séptimo mes del año, los sueldos pagados a empleados no operativos incrementaron en promedio 1.9 por ciento.

El repunte en los salarios percibidos por los trabajadores fue de 3.5% en promedio, durante este tiempo las vacaciones, bonos, aguinaldo y otras prestaciones aumentaron 0.9 por ciento.

El sector manufacturero representa una de las industrias más importantes para la economía mexicana y las exportaciones totales; especialmente la industria automotriz. El comportamiento de la producción de manufactura será determinante para la reestructuración económica del país.